Llegan las verbenas

Será el espíritu mediterráneo, serán nuestras ganas de fiesta, será nuestro carácter abierto, será el clima, será la proximidad del mar… o la miscelánea de todo ello. Lo cierto es que somos unos grandes profesionales de la fiesta en la calle, somos un pueblo al que le gusta estar al aire libre, compartiendo con amigos y bailando. Pensamos firmemente que las verbenas las inventamos aquí.

Con la llegada del verano aparece la mágica noche de San Juan a modo de pistoletazo de salida de una frenética actividad estival, la fiesta sale al exterior y en todas las poblaciones la calle se decora y se ambienta para la diversión. San Juan marca el inicio. Es un rito iniciático.

Y a partir de este momento es un “non stop”. Entonces las fiestas van encadenándose en el calendario de una celebración a otra y así podemos pasar tres meses de verano bailando en la calle, con todo lo que conlleva. Con sus modas, con su canción del verano, con señas de identidad en cada lugar, con elementos decorativos que siguen tendencias, con concursos de disfraces, con temáticas concretas… ¡Cómo nos gustan las verbenas!